Jóvenes de IU-Verdes: “Es urgente una reforma del contrato para la formación”

el . Publicado en Cieza

Para su portavoz en Cieza “se ha producido una utilización perversa del objeto legal de este tipo de contratos que permite la contratación de quienes no tienen cualificación asociada a dicha ocupación”.


El contrato para la formación y el aprendizaje nació para facilitar el acceso al mercado de trabajo de las personas más jóvenes y con menores niveles de cualificación. Sin embargo, su utilización se aleja de los buenos propósitos iniciales y sus resultados difieren mucho de los logros esperados, lo que sumado a que consumen muchos recursos públicos, les hace merecedores de un rotundo suspenso. Así se desprende del estudio de CCOO “Contratos para la formación y contratos en prácticas. Febrero 2019” que analiza la información de contratos formativos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).
Atendiendo a los datos ofrecidos en este informe, el portavoz de Jóvenes de IU-Verdes de Cieza, Juanjo Montiel considera urgente una reforma acordada con las organizaciones sindicales y empresariales del contrato para la formación y el aprendizaje juvenil, cuya utilización inadecuada ha desvirtuado su objeto inicial, de manera que ni ha ocupado a los más jóvenes, como era su finalidad, ni han mejorado su cualificación e inserción en el mercado laboral.
Juanjo Montiel ha llamado la atención sobre los datos que arroja el referido informe; concretamente los referido al número de contratos para la formación y el aprendizaje que ha crecido de forma sostenida. Así, en el año 2018 se celebraron 52.803, un 0,2% del total y un 9% más que en 2017. Este crecimiento ha sido mayor que el 3% registrado para el conjunto de las contrataciones.
Para Jóvenes de IU-Verdes de Cieza, “se ha producido una utilización perversa del objeto legal de este tipo de contratos que permite la contratación de quienes no tienen cualificación asociada a dicha ocupación”. Así, en el 2018, el 11% de estos contratos se realizaron a personas con formación profesional o estudios de grado, supuestamente por carecer de cualificación relacionada con dicha ocupación - “Esto posibilita que una mujer con la carrera de Medicina pueda ser contratada como camarera”, explica Juanjo Montiel-, mientras que solo el 36% se formalizaron con personas sin estudios o con estudios primarios. Algo que resulta inadmisible.
Tampoco estos contratos parecen haber mejorado las oportunidades de los y las jóvenes para encontrar un empleo de calidad -precisa el portavoz- ya que sabemos que es el sector Servicios el que acapara este tipo de contratos, el 92% de ellos se celebran en este sector y lo hace para ocupaciones relacionadas con la restauración.
Para Jóvenes de IU-Verdes, es evidente que los incentivos económicos a esta contratación han consumido una parte muy importante de recursos públicos. Ha sido así porque el anterior Gobierno del PP no escatimó en bonificaciones y liberalización de requisitos a las empresas, sin que un balance de los efectos en el empleo y en la empleabilidad de las personas lo justificara.
Finalmente, Juanjo Montiel ha precisado que “dado que los contratos de formación y aprendizaje juvenil paradójicamente no han ocupado a los más jóvenes, como era su finalidad, ni han mejorado su cualificación e inserción en el mercado laboral, es imperiosa una reforma del contrato para la formación que responda a los fines de la formación profesional dual, que sea acordada con las organizaciones sindicales y las empresariales”.

 

¡Compártelo!

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to TwitterSubmit to LinkedInenviar a meneame
Añade tus comentarios
  • No se encuentran comentarios