Opinión

La honra y los barcos

el . Publicado en José Ignacio Tornel

En el centro del actual conflicto social se encuentra el debate sobre la integridad ética de los políticos de nuestro país. Cada día conocemos datos precisos sobre actuaciones determinantes desde el poder político que desvelan los intereses reales de quienes nos debemos al servicio público.

En Murcia, las informaciones sobre el caso Umbra van abriendo los ojos sobre cómo actuó nuestro Ayuntamiento en el proyecto madre del llamado "urbanismo a la carta". Los aspectos más oscuros de este proceder, recogidos por el fiscal del caso, empiezan a ser atendidos diez años después de ser denunciados por Izquierda Unida.

La corte del faraón sigue la linde

el . Publicado en José Antonio Pujante

Los liberales que defendían el "laissez-faire" en la esfera económica están hoy desconcertados. En nuestra región eran innumerables los que, desde sus atalayas, exigían la no intromisión de lo público en sus asuntos. Así, maldecían cualquier conato de regulación, por tibia que fuera, en la gestión del suelo, del medioambiente, de las infraestructuras, etc.

Las gerencias de urbanismo municipales y sus direcciones generales autonómicas han servido, en general, de facilitadoras del negocio en lugar de defensoras del interés colectivo.

Mi nueva etapa

el . Publicado en Diego Jiménez

Cuando, amable lector, te asomes a este mi primer artículo del nuevo año, llevaré un día jubilado de la enseñanza. Con fecha 7 de enero, coincidiendo con mi 60 cumpleaños, habré cesado en la actividad que me ha ocupado casi 36 años de mi vida.
En mi anterior artículo (Aquellos años de adoctrinamiento) evoqué parte de la etapa de mi infancia y adolescencia en las aulas.

Unos años después, recién estrenada mi posterior licenciatura en Geografía e Historia en la Universidad de Murcia, me esperaba el obligado servicio militar, en enero de 1976. Concluí la mili justo en el momento en que en España se convocaban las primeras elecciones a Cortes constituyentes, en junio de 1977. Días después, el título de licenciado me permitió acceder, por oposición, a una plaza docente en la EGB. Mi travesía por las aulas en aquella etapa me condujo a lugares como Portmán. Qué buenos dos años aquellos, en contacto con gente del pueblo y foránea, personas que ya por entonces cuestionaban el encenagamiento de la preciosa bahía por los vertidos incesantes de la multinacional Peñarroya.